Trabajadores indocumentados: ¿en marcha hacia la regularización?


Dimanche, 29 Septembre, 2013
Logo

Testimonio de M., trabajador mauritano indocumentado, quien, por razones de seguridad desea conservar su anonimato

¿Qué razones le obligaron a salir de su país? Soy oriundo de Mauritania, y salí de mi país a causa de los conflictos interétnicos que existen desde la independencia. En efecto, yo formo parte de la minoría étnica, los Negro-Mauritanos, una minoría sin derechos ni libertad, que vive en condiciones miserables. Después de las masacres de 1990, la situación se agravó de tal manera que en el 2001 decidí venir a Francia con sólo 25 años. ¿Cómo se vive el día a día como trabajador indocumentado? Para ser franco, yo vivo con un nudo en el estómago como todos los que afrontamos esta situación, primero porque entiendes, muy rápido, que corres un gran peligro mientras vivas en situación irregular. Pero desde hace 9 años, he sido controlado una sola vez y quedé libre luego de una corta detención preventiva. A pesar de todo yo conservo la esperanza y sigo viviendo tan bien que mal de esta manera. ¿Pero entonces, cómo se puede trabajar siendo indocumentado? La experiencia me ha mostrado que, para contratarte, la mayoría de las empresas se contentan con una simple tarjeta de Seguridad Social. Y este documento lo obtuve, a mi llegada, mediante una solicitud de derecho de asilo que, a pesar de todos los recursos, me ha sido negado desde entonces. Así, desde hace 9 años, este simple y único documento me ha permitido trabajar. Justamente, acabo de firmar un contrato a término indefinido en calidad de cocinero. Y me afilié al sindicato CGT, para defender la causa de los trabajadores indocumentados. Con este colectivo hemos presentado varios expedientes completos en la Prefectura de mi región, y allí han decidido examinar minuciosamente cada expediente. Estamos pues a la expectativa y esperamos obtener esta primera victoria. ¿Qué espera Ud. de esta acción, de este compromiso? Primero que todo, quiero precisar que no es una acción personal. Antes que nada es una lucha colectiva e indeterminada. Este problema de los indocumentados lleva ya muchos años y, desgraciadamente, todavía puede durar mucho más. Nuestro propósito es que todas esas personas que viven y trabajan en Francia, desde hace muchos años, sean regularizadas. Es por ello que hemos adherido a la CGT, pues antes de ser trabajadores indocumentados, ¡nosotros somos trabajadores y punto! Declaraciones recogidas por Yasmine Oudjebour y Loubna Méliane Traducido por Alberto Chavarro

Publier un nouveau commentaire

Le contenu de ce champ sera maintenu privé et ne sera pas affiché publiquement.